top of page

Forjando una tradición literaria: La historia de Librerías Lectura

Actualizado: 5 mar

Por: Fabiola Delgadillo


“En un mundo lleno de distracciones y superficialidades, dedicar tiempo a la lectura se ha convertido en un acto de rebeldía” 

Cuando se conjugan la pasión, perseverancia e innovación surgen grandes logros y qué mejor ejemplo que llevar una librería por 26 años en uno de los países que menos lee a nivel Latinoamérica, Bolivia.


En esta ocasión te contaremos cómo la pasión por los libros forjó uno de los espacios más importantes de promoción de la lectura de la sociedad boliviana, y de los esfuerzos que Mayra Arauco Berdegué y su mamá, Carla María Berdegué, hicieron para llevar adelante esta empresa familiar cuando todos decían que el libro en físico estaba condenado a morir.

Mayra Arauco es socia del IME desde hace tres años.


Más que un negocio, una tradición familiar


La familia Berdegué lleva la literatura en la sangre desde hace más de 70 años cuando el Sr. Eduardo Berdegué Costales (bisabuelo de Mayra) luego de llegar a Bolivia, escapando de la guerra civil española se hizo socio en Bolivia de una de las librerías más icónicas de su época, Librería Selecciones, inaugurada en La Paz en los años 50. Posteriormente en los años 60 la vida lo lleva a Venezuela, donde funda una de las distribuidoras más importantes de libros, Litexsa Venezolana SRL, que en su época hacía llegar al mercado venezolano los libros de las editoriales españolas más importantes. Ya en los años 80 y con un país convulsionado políticamente, su hijo Eduardo Berdegué Rozas (abuelo de Mayra), deja Bolivia y se hace cargo de la empresa fundada en Venezuela, la que lleva adelante con gran éxito hasta el año 2014. A raíz de este cambio y ya con la lectura en la sangre, Eduardo Berdegué Rozas y sus hijos, Carla Maria y Eduardo, deciden seguir la zaga familiar y hacer de la lectura no solo un negocio, sino una forma de vida. En los años 90 la familia Berdegué funda en la ciudad de La Paz, una empresa importadora de libros, que a los pocos meses y viendo la necesidad del mercado, abre su primera librería.


Y así nace hace 26 años la Librería Lectura.


Mayra me cuenta que llegaron a tener 6 sucursales activas, dos en la ciudad de Santa Cruz, dos en la ciudad de La Paz, una en Cochabamba y otra en Sucre, sin embargo, su administración y gestión se hizo muy difícil pues casi todo se hacía de forma manual lo que encarecía todo el proceso y se determinó el cierre de casi todas las sucursales, excepto la de La Paz.


Renovarse o morir


Madre e hija impulsando el legado familiar
Carla Berdegué y Mayra

Si bien Mayra siempre estuvo ligada a la librería, en principio no se planteó entrar al negocio familiar hasta muchos años después de haber concluido su carrera universitaria, convertirse en mamá y estar trabajando de forma estable en una institución financiera. No obstante, al ver que la empresa familiar estaba creciendo, decidió renunciar a su trabajo y seguir el legado familiar, de la mano de su mamá, para continuar expandiendo y renovando el negocio. 


Entre los primeros cambios que hicieron hace ya 6 años fue no solo renovar el sistema de gestión, sino,

  • Ingresar al mundo digital a través de la creación de una página web que se pensó como un e-commerce que pueda llegar a todos los rincones de Bolivia. Esto les permitió tener pedidos desde Guayaramerín, Uyuni, Samaipata entre muchas otras ciudades intermedias.

  • Venta de ebooks, o libros digitales en formato legal y de primera calidad, con precios más económicos que los físicos.

  • Reapertura de una sucursal en la ciudad de Santa Cruz que fue bastante bien acogida.

  • Renovación de la imagen corporativa.

  • Empezar a trabajar con empresas de marketing digital que les ayudó a posicionarse en las redes sociales y llegar a un público más joven.


Las herramientas digitales como aliados


Si bien después de la pandemia se tuvo el cierre de muchas empresas entre ellas librerías conocidas a nivel nacional, Mayra piensa que el éxito de la permanencia de Librerías Lectura fue su ingreso al mundo digital, pues les permitió sostener sus ventas. Por otra parte, también menciona que a pesar del boom de las de las nuevas tecnologías y pensar que el libro físico tenía sus días contados, pasó un fenómeno contrario, muchas personas cansadas de la conexión constante al mundo digital se refugiaron en los libros, de hecho, nos cuenta Mayra que la venta de libros creció a nivel mundial durante la pandemia.


Nuevos retos

La Librería en la actualidad abrió sus puertas a nuevas actividades como ser un club de lectura en el cual hacen análisis de una obra de manera mensual. Además, organizan charlas, conciertos y presentaciones de libros. Las librerías pretenden ser un espacio de encuentro para los amantes de los libros. En un futuro cercano está la posibilidad de abrir una sucursal en la ciudad de Tarija.


El rol del IME en estos cambios


El Instituto de la Mujer y Empresa fue pieza fundamental para acompañar una parte de este proceso de innovación y crecimiento a partir de capacitaciones uno a uno, mentorías, además de estructurar de mejor manera la idea del modelo de negocio.

Si quieres conocer más de la librería, estas son sus direcciones:

La Paz

Av. Prolongación Montenegro N° 778, San Miguel La Paz Bolivia

Teléfono: 591 2 2772631

Santa Cruz

Av. San Martín Edificio Super Fidalga Calle F. N° 778 Santa Cruz Bolivia

Llámanos ahora: 591 3 3394313


Si quieres sumergirte en su web y soñar con todo el mundo de libros que tienen a disposición:


610 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page